Como cada 12 de mayo, en cientos de hospitales, clínicas, centros de salud, etc… alrededor de todo el mundo, las enfermeras y enfermeros celebran su día. La celebración se da en el marco de la conmemoración del natalicio de Florence Nightingale.

Cada vez que se recurre a uno de estos lugares, las Enfermeras son las primeras personas con las que se mantiene contacto. Ellas, de inmediato cuidan y muestran interés por lo que le está aconteciendo en ese instante, ya sea algo grave o leve. Las Enfermeras dedican su tiempo, sus cuidados y sus conocimientos a ayudar a las personas, aún poniendo en algunos casos en riesgo su propia vida haciendo frente a enfermedades nuevas día a día.

La aparición de la mayor pandemia de los últimos 100 años, está dejando muestra de lo que significa la profesionalidad de las enfermeras en todo el mundo. Ellas y ellos nos han dado siempre una sonrisa y nos alientan cuando estamos caídos, pero esta vez nos han dado mucho más, nos han dado la vida y la esperanza de que juntos podemos seguir adelante.

Por más de un año hemos librado una guerra extenuante, la mayor de nuestra historia moderna como profesión, una pandemia que nos ha llevado al límite de nuestras fuerzas, pero el valor de los profesionales de la enfermería nos llena cada día más de orgullo, por su fortaleza, tenacidad, esfuerzo y en definitiva el AMOR a su profesión. Por eso y mucho más nos llenamos de razones para considerar este Dia Internacional de la Enfermera como uno de los más especiales en mucho tiempo.

Es por eso y por muchas razones más, que debemos homenajear la labor que todas aquellas y aquellos desempeñan cada día por el bienestar de toda la sociedad. Seres humanos de gran corazón e inmensa capacidad técnica y científica, dando todo de sí en largas jornadas sin perder la sonrisa. Esto nos hace sentir orgullosos de todas nuestras ENFERMERAS alrededor del mundo. Son dignas de admiración, ejercen con gran sentido profesional, con la mayor entrega y dedicación. Somos testigos, del afecto, amor, y paciencia, que demuestran a sus pacientes, para que estos mejoren, lo más rápido posible y eviten la enfermedad, con una gran demostración de constancia y perseverancia. Así como para acompañarles para que emprendan su camino con cariño, si su situación no permite la curación.

Desde ASOVENES les enviamos nuestra mayor felicitación a estas grandísimas profesionales y deseamos impulsarles a continuar adelante en el gratificante camino del cuidado.

“FELIZ DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMERÍA”

La Junta Directiva de ASOVENES

Comparte

Categories:

Tags:

No responses yet

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: